¡Es tu hora! te contamos varios tratamientos para cada parte de tu cuerpo que sacarán a relucir lo mejor de ti misma.

Cabello
El secador, la plancha o los moños pueden hacer que tu cabello se debilite y por ello un tratamiento pre boda debe ir orientado a tratar tu cabello de dentro hacia fuera. Los expertos aconsejan tener una dieta rica en vitamina B, ya que ayuda a resaltar el brillo natural del cabello. Para la parte exterior apuesta por un masaje revitalizante y un tratamiento acondicionador durante las 4 semanas antes del evento. Esto aportará cuerpo y estimulará los folículos pilosos.

Facial
Cuando se habla de tratamientos faciales, entramos en un mundo lleno de posibilidades para todo tipo de pieles y necesidades. La mejor opción es acudir a un dermatólogo para que haga un análisis de tu piel y a partir de él, te dirá lo que necesitas para conseguir el efecto que tú desees. Tienes a tu disposición el peeling, radiofrecuencia, limpiezas, masajes…. Algunos incluso combinables entre sí.

Ojos
Los nervios de antes de la boda pueden verse reflejados en el contorno de tus ojos. Es una piel es muy sensible y por lo tanto lo mejor es retirar el maquillaje con un producto especial para esa zona. Las semanas antes de la boda aconsejamos que te apliques frío en la zona para activar la circulación. Todo esto junto con las horas de sueño adecuadas mejorarán considerablemente tu aspecto.

Boca
Para tener los labios perfectos lo mejor es exfoliarlos al menos una vez a la semana para limpiar la piel muerta. Es muy sencillo, solo tienes que mojar en agua un cepillo de dientes y masajear en círculos suavemente. Posteriormente utiliza una barra de protector solar para protegerlos e hidratarlos.

Cuello y Escote
Es posible que tu vestido muestre parte de tu escote por lo que es hora empezar a cuidarlo. Piensa en ella como una extensión de tu rostro. Puedes exfoliarla con el mismo producto que utilices para la cara, pero la hidratante debe ser más fluida. Y sobretodo, aplica protección solar.

Cuerpo
Comienza a cuidarte desde el interior. Los multivitamínicos son un gran aliado para ello. No solo aumentarán tu energía si no que se reflejará también en tu aspecto. Para el exterior, date un masaje relajante, aplica exfoliante e hidrata bien tu piel para que esté perfecta y radiante.

Piernas
Lo más probable es que el vestido cubra tus piernas pero eso no es razón para abandonarlas ya que el día de tu boda estarás muchas horas de pie y por lo tanto no olvides que requieren un cuidado previo. Puedes darte masajes que activen tu circulación y hacer algo de deporte saliendo a andar tres veces por semana. Con ello no sólo las tonificarás si no se sentirás que adquieren más resistencia. Y recuerda, ¡Tras la boda llega la luna de miel!

Pies
Seguro que ya cuentas con hacerte una pedicura antes de tu gran día pero puedes empezar a cuidar tus pies mucho antes. Por ejemplo, puedes aplicarte crema hidratante por la noche y cubrirlos con calcetines. Duerme con ellos y por la mañana notarás tus pies mucho más hidratados. Comienza el tratamiento unas semanas antes de tu gran día y llegarás a la pedicura con una piel hidratada. .